octubre 14, 2017

Hablando tonterías

Recientemente un amigo preguntó en Facebook a qué se debía que estaba viendo a tantas mujeres caminando por las calles con una media en la cabeza. Yo me había hecho la misma pregunta, así que pasé un tiempito leyendo lo que sus contactos contestaron.

 

Pensé que seguramente criticarían la conducta pero no imaginas mi sorpresa cuando algunas mujeres contestaron diciendo que lo hacían porque querían verse bonitas. Con toda la autoridad del mundo una opinó que toda mujer desea tener el cabello lacio, pero que no todas nacieron con esa dicha así que les tocaba buscar cualquier mecanismo para mantenerlo así después de hacerse plancha. PAUSA. ¿TODAS las mujeres quieren tener el cabello lacio? ¿Tener el cabello lacio es una dicha?

 

Me he dado cuenta que un alto porcentaje de personas tiene el hábito de simplemente hablar sin pensar. Tienden a hacer generalizaciones ridículas y tengo un problema con eso. Las generalizaciones no son más que una prueba de la falta del sentido común. Es como el señor en mi consulta hace unos años que dijo: “como toda pareja, a veces nos insultamos cuando estamos molestos.” ¿CÓMO? En serio crees que es normal faltarle el respeto a quien uno dice amar? O la señora que me dijo que la hija andaba de rebelde y le pregunté cómo hacía para corregirla y me dijo “bueno, usted sabe, lo normal; halarle el cabello y decirle su poco de cosas”. Me interesó mucho saber qué poco de cosas. Resulta que la madre le decía a la hija ‘eres una perra.’ Ajá. ‘lo normal’. Luego no entendía de dónde venía la ira de la chica.

 

Lo mismo sucede cuando hablamos de razas, etnicidades o nacionalidades y decimos tonterías como todos los chinos son comerciantes, todos los negros son violentos o todos los venezolanos son arrogantes. Es una manera insensata de justificar nuestros prejuicios pues la lógica dictamina que aunque muchas personas de cierto grupo sean de cierta manera no se puede pensar que aplica para todos.

 

Soy panameña y me molesta cuando insisten en decir el panameño no lee. Panamá recientemente clasificó para la Copa Mundial. Muchos reportajes informaron que TODOS los panameños celebraron en las calles (lo cual es ilógico) y que TODO el pueblo exigía un día libre para celebrar. No. En verdad no. Al día siguiente no faltaron los videos virales del cerro de basura que dejaron en las calles y los comentarios de los panameños somos cochinos. Espera…¿qué? Si tú eres cochino bien por ti. No me metas en tus enredos.

 

Recuerdo hace unos años cuando enseñaba tiempo completo y un estudiante me preguntó por qué yo no tenía las uñas largas y pintadas como otras mujeres de mi raza. Me pareció gracioso y no descarté su pregunta, pues en esa escuela yo casi siempre era la única negra en el salón. Me tocó explicarle que lo que veía en televisión no era la realidad pues no a todas nos llamaba la atención ese tipo de cosas.

 

La verdad es esta: si quieres llegar lejos en la vida tienes que deshacerte de esa manera de pensar. No puedes seguir diciendo que TODOS esto o aquello ni que NADIE lo otro, pues raras veces es cierto. Tómate el tiempo para analizar bien lo que va a salir de tu boca porque eso demuestra tu nivel de inteligencia.

One Comment

  1. Michelle noviembre 5, 2017 9:35 am

    CIERTOOOO!!!!! MI VECINA MUERE POR TENER EL PELO CUSCUS Y SU MELENA ES LACIAAAAAAAAA SERA QUE NO ES PARTE DE LAS DICHOSAS DE PELO LACIO JAJJAJAJAJAA GRACIAS POR TU BLOQ MUY BUENO BENDICIONES.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*