enero 29, 2019

Privilegios

El diccionario define la palabra privilegio como una ventaja especial. Los privilegiados, por lo tanto, gozan de mejores condiciones que el resto de la población.

Entonces te imaginas mi sorpresa cuando una presentadora de radio dijo: ‘yo tengo un cabello privilegiado porque es lacio’.

Acababa de encender el carro y salió la voz de la locutora que presenta a esa hora. Por lo general me encanta esa emisora por la calidad de música. Por supuesto que a veces dicen cosas con las que no estoy de acuerdo y eso no tiene nada de malo, pero me pareció que esta vez ya no era una simple discrepancia por diferencias de opiniones.

Escuché un ratito más para cerciorarme de no estar malinterpretando sus palabras. Continuó diciendo que gracias a su mamá y unos abuelos ella tiene el cabello liso y que no todos tenían esa dicha, así que compartiría algunos tips de cosas que se pueden hacer para que el cabello no se encrespe. En ese momento apagué la radio y manejé en silencio hacia mi oficina.

Esta joven considera que su cabello es privilegiado porque es lacio. ¿Cuál es el antónimo de lacio? ¿Cuál es el antónimo de privilegio?

Me pregunté cuántas niñas estarían escuchando ese programa. ¿Cuántas se mirarían al espejo y odiarían su cabello por no ser ‘privilegiado’? ¿Cuántas se creerían defectuosas por no haber nacido con el cabello lacio? ¿Cuántas verían su cabello como una carga, una desgracia o motivo de vergüenza? Hace varios años una alumna muy sabia dijo que la manera en que nos sentimos acerca de nuestro cabello indica cómo nos sentimos sobre nosotros mismos. Pensé en eso.

Yo también caí en esa trampa cuando era niña. No recuerdo cómo, quizás fue por inercia. Yo también pensé que para ser más bonita y aceptable necesitaba alisarme el cabello porque así como salía de mi cabeza estaba mal. Nunca lo analicé, simplemente seguí por décadas lo que todas las mujeres a mi alrededor hacían. Hasta que un día mi pequeña de 3 años me preguntó a qué edad ella tendría el cabello como el mío. Y fue como si me hubiesen tirado un balde de agua helada. Ese mismo día decidí que nunca más sometería mi craneo a esa tortura cada 6 semanas. Mi cabello es perfecto. El tuyo también.

¿Estoy diciendo que alisarse el cabello es malo? Pues claro que no. Cada uno tiene derecho a hacer lo que le dé la gana con lo que produce. Ese no es el punto.

Esta joven mujer dijo que su cabello es privilegiado. ¿Será que un tipo de cabello realmente nos hace superiores? Y si existen superiores ¿no indica que automáticamente existen inferiores?

Nuevamente pienso en miles de hombres y mujeres que se arrastran por la vida creyendo que nunca podrán lograr sus metas porque no son privilegiados. Ya ni sueñan ni se proponen nada. Y no tienen ni la menor idea de dónde sacaron esas creencias torcidas.

Definitivamente que las personas en los medios necesitan tener más cuidado con las palabras que salen de sus bocas. Pero cada uno sólo puede dar de lo que tiene, ¿no?

 

2 Comments

  1. Michelle enero 29, 2019 1:28 pm

    Exacto, mi niña nació con cabello rizo suelto, y desde que comenzó a crecer siempre le he dicho que tiene un cabello hermoso, que es una dicha tener su cabello natural y ella lo ama. No es sólo el tema del cabello es amarse completa, ella tiene un lunar de lado en sus labios y no le gusta, y trato siempre que puedo, animarla para que vea lo bonita que se ve con su lunar, al final ella sabrá si se lo quiere quitar pues será su percepción, pero lo importante es como se siente consigo misma. Gracias siempre por escribir. Sldos.

    Responder
  2. Yami febrero 1, 2019 9:48 am

    En total de acuerdo, a veces no medimos nuestras palabras; sin ser conscientes del impacto en nuestro entorno. Mi niña tiene 8 años y tiene su cabello liso sin embargo le encanta esponjoso y se lo trenza para verlo así. La animo cada vez que puedo para que ame su cabello tal cual es y se sienta orgullosa de su cabello liso, lo importante es brindarle esa seguridad de amarse tal cual es. Gracias por compartir sus experiencia. Bendiciones.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*