Blog

Denuncias

Luego de escuchar mi historia el perito me miró con tristeza, cerró su libreta de apuntes y dijo: “lo que le voy a decir sonará duro pero la experiencia nos ha enseñado que la mujer siempre va a poner a su pareja–llámese esposo, concubino o amante– por encima de la seguridad de su hijo.  Lo único que logrará con esta denuncia es que esta mujer interponga una contradenuncia por calumnia e injuria que podría poner en peligro su idoneidad como psicóloga…”

 

Lamentablemente tuvo la razón.

 

¿Hasta cuándo, mujer? ¿Hasta cuándo seguirás creyendo que “peor es estar sola”? ¿Hasta cuándo permitirás el abuso verbal, físico, emocional, sexual, económico con tal de poder decir “tengo mi pareja”? ¿Hasta cuándo pondrás en riesgo tu bienestar, tu trabajo y tu reputación?

 

Y pasan los días y escucho más de lo mismo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *