Blogslider

Fatiga por cuarentena

Ya tenemos como dos meses en cuarentena. Nadie nunca nos preparó para esto y no ha sido fácil. Ni siquiera vamos a entrar en el tema de dinero y comida, hablemos de cómo nos sentimos.

El ser humano es un ser sociable y este distanciamiento/encierro ha hecho florecer una cantidad inmensa de sentimientos inesperados y a veces desagradables. Básicamente ya estamos cansados de la cuarentena y el cuerpo lo sabe. Muchas personas han podido continuar saliendo de sus hogares por diferentes motivos y quizás sus experiencias hayan sido totalmente distintas a las de los miles de hombres y mujeres que han tenido que permanecer en casa.

Algunos de los síntomas de esta fatiga son:

  1. frustración
  2. confusión
  3. irritabilidad y mal humor
  4. enojo
  5. tristeza profunda
  6. ansiedad
  7. pérdida de interés en actividades cotidianas
  8. más hambre y sueño de lo normal
  9. pensamientos negativos repetitivos
  10. miedo
  11. desanimo y desaliento

Cuando termine la cuarentena no va a ser fácil para muchos volver a adaptarse a la rutina diaria de trabajo o estudios. Tenemos que entender que hemos vivido un evento traumático global y necesitamos sanar. Algunas personas que implementaron ciertas medidas durante el encierro van a poder procesar mejor su “regreso” al mundo, pero otros no podrán y no podemos juzgarles ni condenarles.

La autocompasión es extremadamente importante, porque si yo soy compasiva conmigo misma, puedo ser compasiva con otras personas.

Mientras sigamos en casa, hay algunas cosas que podemos hacer para estar mejor preparados para lidiar con la transición a la ‘normalidad’:

  1. Ejercítate. Todos los expertos están de acuerdo que hacer unos 30 minutos de ejercicio diariamente ayuda a mantener un balance emocional durante esta temporada.  Si no puedes salir a caminar, correr o montar bicicleta, salta o trota en una esquinita. También vale hacer pesas (puedes usar artículos en la casa) o estiramientos como yoga u otros.
  2. Lee. Muchas personas dicen que no les gusta leer y lo entiendo. Pero en momentos como estos uno tiene la tendencia a pasar demasiado tiempo en redes sociales o viendo noticias y eso a veces empeora todo. Lamentablemente lo que más se ve en las redes y los medios es información– a veces desatinada– sobre COVID-19 e historias de tragedia y sufrimiento o teorías de conspiración. Es mejor agarrar un buen libro.
  3. Conéctate. Somos seres sociales y muchos extrañan sus familiares y amigos. Es importante mantener el contacto con ellos, pero mucho más importante es mantener el contacto con uno mismo. No tengas miedo de explorar tus propios sentimientos para entender qué es lo que necesitas, qué estás sintiendo y por qué.
  4. Sé humilde. Nadie tiene que hacerse el héroe ni el fuerte. Esto no ha sido fácil y hay que tener la humildad para admitirlo, aunque sea a uno mismo.
  5. Interactúa.  Algo que puedes hacer si te sientes aislado es unirte a diferentes foros y discusiones en linea para aportar tu opinión. Eso sí, respetuosamente.
  6. Planifica. Si bien es cierto que no tienes que saber exactamente cada cosa que va a suceder al levantarse la cuarentena, sí es importante tener un plan. ¿Qué actividades vas a integrar a tu rutina de trabajo o estudios? ¿Qué hábitos vas a eliminar? ¿Qué cosas nuevas quieres probar?
  7. Busca ayuda. No tiene nada de malo querer  conversar de lo que sucedió. Si está dentro de tus posibilidades, contacta algún profesional de la salud mental. Puedes desahogarte y explorar tus sentimientos más oscuros sin miedo a ser juzgado.

Sí, vamos a salir de esto y formaremos parte de la historia tal como lo hicieron nuestros antepasados que pasaron por situaciones similares. Pero no creas que algo anda mal si no se te hace fácil adaptarte cuando acabe la cuarentena. Habrá que sanar y a veces eso toma tiempo.

3 comentarios en “Fatiga por cuarentena

  1. Ciertamente está cuarentena no ha sido nada fácil. A mí lo que me ha ayudado es precisamente lo que indicas una especie de programación no programada. A que me refiero, todos los días hago algún tipo de ejercicio, pongo la música más alegre y bailable que pueda encontrar. Hay un espacio para preparar todas mis recetas favoritas y le doy un giro nuevo, nutritivo y divertido utilizando un ingrediente que tengo en casa. Estoy aprendiendo un idioma nuevo Portugués, lo había empezado antes del Covid-19 y lo he seguido haciendo. Puedo leerlo. Limpiar una área diferente de la casa cada día me ayuda con el ejercicio. Tengo varios libros que estoy leyendo. Trabajo todos los días en proyectos de costura, me va bastante bien. Tengo un huerto tiene todas las cosas que me gustan. Descubrí como hacer mi propio insecticida y abono orgánico entre ensayo y error. Estoy documentado todo lo aprendido a pesar del encierro he encontrado la manera de voltear la situación difícil y convertirla en actividades positivas. Hasta en decoradora de interiores me he convertido, cada dos semanas los muebles cambian de posición. Inclusive estamos jugando con los juegos de mesa y hemos inventado nuevos, nos reímos un rato y allí se va buena parte del día y cuando me doy cuenta entre una y otra cosa puff se fue el día! También mediante la tecnología estoy en contacto con la familia y amigos. Seguiré buscando actividades que me gusten para lidiar con la situación de la mejor manera posible.

  2. Definitivamente nadie actualmente pensó vivir esto, pues nos ha retado. Pero si es importante encontrar consejos sanos como los que ofreces y ponerlos en práctica! Gracias por el apoyo.

Responder a Karol Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *