Blog

Las palabras de mamá

Recientemente conversaba con un hombre muy exitoso en los negocios cuya esposa deliberadamente derrama gotitas de estiércol sobre su cabeza todo el día. Sé que estarás diciendo que seguramente algo hizo él para ganarse ese maltrato. Tienes razón, cometió muchos errores. Sin embargo en el momento en que se decide perdonar, se hace un acuerdo no verbal de dejar el pasado en donde está. Ese no es el tema del blog de hoy.

Lo que me pareció sorprendente es que a pesar del maltrato emocional, este hombre seguía cosechando éxitos. Los que me conocen bien saben que a veces tengo complejo de FBI, así que inicié mis investigaciones.

Muchas madres de varones adolescentes se acercan a mí desesperadas porque el chico es un vago irrespetuoso. Cuando escucho la versión del hijo, siempre es la misma historia. “No sirves para nada, eres igual de inútil que tu papá, ojalá no hubieras nacido, no vas a ser nadie en la vida…” La lista es larga y a veces las expresiones vienen cargadas de palabras obscenas.

Lo extraño es que cuando eran pequeños esas mismas madres seguramente paseaban fotos del bebé para impresionar a las amigas.

Entonces entendí lo que hizo la diferencia en la vida de este hombre de negocios hasta el punto en que, aunque la esposa ni le respeta ni le apoya ni cree en él, él sigue adelante. Le pregunté si mi teoría era cierta y me contestó que sí. Él tuvo una madre que desde pequeño le dijo que el cielo es el límite y que él podía lograr todo lo que se propusiera. Esas palabras siguen siendo su combustible.

Por mis observaciones sé que lo que dicen es cierto: para que un hombre alcance todo su potencial necesita de dos mujeres en su vida: una madre que siempre creyó en él y una esposa que lo admira.
Saca tus propias conclusiones. ¿Qué tipo de mamá y esposa eres?


Fonzie’s cousin / Foter / CC BY-NC-SA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *