Blog

Ya que preguntan

Cuando tomé la decisión de abrir mi propio consultorio, nunca imaginé la profundidad del sufrimiento humano. He escuchado algunas historias que harían que cualquier película de terror parezca una comedia. Pero hay un temita que sale a flote en la mayoría de los discursos: las finanzas. Parece que el mal se agrava cuando hace falta dinero y seres humanos normalmente racionales son capaces de comprometer sus principios por conseguir unos billetes más.

 

No creo que el dinero es malo. El problema está en envidiar a los que tienen y en estar dispuesto a hacer lo que sea por tenerlo también. Así que me ha tocado aprender qué es lo que funciona y qué no sirve para poder ayudar a los que piden consejos financieros.

 

El secreto para conseguir los bienes materiales que deseas no está en trabajar más horas, buscarse otro trabajo adicional o simplemente vivir endeudado. Lo que debes hacer es crear múltiples fuentes de ingreso.  Esto significa que ofrecerás productos o servicios que te proporcionen un ingreso adicional  sin que tú tengas que dedicarles más de tu tiempo.

 

Algunas ideas:

1. escribe un libro o un e-libro.

2. graba un CD de música.

3. compra una máquina expendedora de sodas o golosinas.

4. invierte en la bolsa de valores.

5. toma fotos y véndelas a compañías en línea.

6. alquila un cuarto de tu casa.

7. compra un máquina de hacer popcorn, hielo loco o algodón de azúcar y alquílalo para fiestas o ferias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *