Blog

¿Tu hijo es sordo?

Hace unos días entré a un negocio de la localidad. Cuando me acerqué a la fila de la caja registradora noté una pareja con un niño de unos 4 años. El niño se puso inquieto porque la fila demoraba, y como suele suceder, los padres no sabían qué hacer con él. El niño se movía, corría, gritaba e incomodaba a todos los clientes mientras que la mamá se hacía la ciega y el papá trataba de sostenerlo.
Después de unos minutos, el niño empezó a gritar ‘¡huele a c++o!’. Lo repitió varias veces a toda boca. La madre resucitó y empezó a amenazar al chiquillo con pegarle si no dejaba de decir eso. El niño, acostumbrado ya a hacer lo que le diera la gana, siguió gritando mientras que el papá le cubría la boca. Finalmente la madre se puso bien seria y logró convencer al niño de que sus amenazas eran reales y el niño dejó de decir semejante vulgaridad.
Me pareció tan cómico que los adultos trataran de hacerse los sorprendidos cuando era obvio que el chiquillo había aprendido esa expresión de ellos mismos.
Varios padres asisten a mi consulta arrastrando a sus hijos ‘malportados’ y me cuentan pestes acerca de lo que el niño hace o dice. Siempre les pregunto dónde el niño aprendió eso y la respuesta siempre es ‘en mi casa no hablamos así’ o ‘nunca me ha visto a mí hacer eso’. Apenas quedo sola con la niño éste me dice que escuchó a la madre, el padre o algún otro familiar decir o hacer esto o aquello. Generalmente mi tendencia es creerle al niño, pues un niño de 7 años no se vuelve adicto a la pornografía porque nació así.
Acabamos de pasar por una época de reuniones familiares. Lamentablemente es el tiempo en que los adultos olvidan que hay niños presentes y dejan salir de sus bocas cualquier cantidad de sandeces con la excusa de estar tomados o contando un chiste.
¿Sabes? Tienes derecho a hablar de la manera que más te plazca y de ver lo que te dé la gana en tu celular, pero omite la carita de sorpresa y los gestos de ofensa cuando tu hijo simplemente repita lo que te escuchó decir o lo que te vio hacer porque al menos que sea sordo y ciego, lo más probable es que te imitará.


Photo credit: Love2foto@ via Foter.com / CC BY-NC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *