Blog

Demasiada informalidad

He notado una tendencia que va en aumento. No puedo decir exactamente cuándo empezó, ni qué situación habrá provocado su inicio. Lo cierto es que con esto del Whatsapp, mucha gente ha perdido el sentido común y ha olvidado que ciertas conversaciones sólo pueden llevarse a cabo en persona. Aunque es más rápido y hasta cierto punto es más conveniente enviar un mensajito de texto, algunas veces es simplemente irrespetuoso.

Déjame darte tres ejemplos.

Debe ser muy feo que tu pareja termine la relación contigo por Whatsapp. Pero es muy común. He escuchado varias historias dolorosas de mujeres y hombres que pensaban que todo iba bien en la relación cuando de repente reciben un mensaje de texto en el que se les informa que el noviazgo o matrimonio terminó. Es más, una mujer recibió un mensaje informándole que cuando regresara a casa del trabajo no encontraría las cosas del esposo porque había decidido irse. Creo que eso estuvo totalmente fuera de lugar.

Recientemente publiqué una oferta de trabajo en un sitio de clasificados. Una chica muy creativa envió un mensaje de texto pidiendo más detalles del puesto. No perdimos el tiempo respondiéndole a esa. Que se pregunte por qué no tiene trabajo.

Pero la que se lleva el premio es la persona que a las 10 de la noche decide que no puede ir a trabajar al día siguiente. Así que envía un mensaje de texto abreviado a su jefe: mañana no voy. Ahora, si tu jefe es tu esposo, quizás se te perdone esta falta. Pero si no lo es, entonces algo anda  muy mal contigo si crees que eso es aceptable. Lo más interesante es que envió el mensaje de texto porque no tenía minutos en su celular. Espera un momento: pide prestado un celular, camina hacia un teléfono público o preséntate mañana para dar tus excusas, luego te retiras. Eso de “no tengo minutos” es una excusa ridícula para darle a la persona que te paga tu salario.

Propongo una asignatura nueva en el currículo escolar: El uso adecuado de los mensajes de texto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *