Blog

No es tuyo

Parece que todas las semanas escucho de otra pareja en problemas por infidelidad. He escuchado tantas versiones de la misma historia. Pero creo que todas tienen algo en común: duelen.

Por eso hoy quiero dirigirme a las amantes.

Ya sea que te convertiste en querida por razones económicas o porque no sientes que vales lo suficiente como para tener un hombre propio, esto es para ti:

1. Pocos hombres dejan a sus esposas por la amante. No importa lo que él te haya prometido. Créeme que si él hubiese querido dejarla por ti, lo hubiese hecho hace tiempo.

2. Si deja a la esposa para estar contigo, prepárate para que te deje por otra. Es más, he atendido algunos casos en que el hombre se junta con la amante para luego serle infiel con la ex-esposa.

3. Sólo eres la querida. No tienes derecho a celarlo ni a exigirle. No importa qué viste en la novela.

4. La esposa y los hijos siempre serán más importantes que tú. No importa qué te digan tus amigas y no importa qué te diga él.

5. No tienes derecho a estar  llamando a la esposa para insultarla. Si ella te llama y te insulta, te lo buscaste.

6. Un embarazo nunca amarra a un hombre. Es una estrategia insensata y egoísta.

7. De la misma manera en que le miente a ella, te miente a ti. Cuando la persona forma el hábito de mentir, pocas veces lo sabe controlar.

8. Todo lo que se hace en la vida se paga.

Si crees que convertirte en la querida de alguien sucede por accidente,  te daré una pista: HUYE de un hombre que se acerca a ti para contarte lo solo que se siente y lo mala que es su mujer. Así empiezan.

¡Qué pena que la sociedad celebre la infidelidad como “inevitable” y luego todos ponen carita de sorpresa cuando los adolescentes son promiscuos!

¡Qué hipocresía!

my babies

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *