Blog

Atrévete

Hoy hace un año que mi clínica de atención psicológica abrió sus puertas por primera vez. Fue para mí un día lleno de expectativas por muchas razones. Primero, me estaba instalando en una comunidad en donde la gente honestamente pensaba que “sólo los locos van al psicólogo”. Segundo, mis honorarios tenían que ser realistas según el ingreso promedio de los miembros de la comunidad, y por lo que veía a mis alrededores, podría morir de hambre.

Tercero, no es sencillo iniciar un negocio sin un préstamo. Y cuarto, admito que es muy poco lo que sabía yo acerca de administrar una clínica. Pero, ¿saben qué? Me atreví. Me lancé al océano y no me arrepiento.

No ha sido fácil convencer al ciudadano promedio de que no hay que estar loco para buscar ayuda psicológica, pero creo que en estos 365 días lo he logrado. Las personas de la comunidad me han apoyado incondicionalmente, tanto así que mi nombre parece haberse convertido en sustantivo común. Recientemente escuché a dos mujeres en el super conversando. Aparentemente una le contaba a la otra sus pesares y la amiga le respondió “deberías ir a la dinorahblackman. Dicen que es muy buena, pero es cara.” Pueden imaginar mi gran sonrisa. Ellas no tenían ni idea de que yo era “la dinorahblackman”.

¿Y tú por qué no te atreves? ¿Tienes un sueño? Pues atrévete a perseguirlo. La vida es demasiado corta para estar mirando hacia atrás lamentándonos por todo lo que no nos atrevimos a hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *