Blog

No es para ellos

Hace algunos años un caballero comentó que luego de mucha observación había llegado a la conclusión que las mujeres no se visten para llamar la atención de los hombres, sino de otras mujeres.

 

Analicé cuidadosamente esa propuesta y concluí que el caballero tenía razón.  En la mayoría de los casos, cuando estamos alistándonos o comprando ropa, pensamos en el impacto que nuestro atuendo tendrá sobre otras mujeres; ya sean amigas, rivales, enemigas o perfectas desconocidas.

 

Podríamos explorar muchas razones y brindar explicaciones pero la verdad es que así somos y sospecho que así seguiremos siendo.  Lo lamentable es que Hollywood le saca provecho económico a la interminable competencia y los hombres siguen pensando que los tacones, el maquillaje, los dolorosos rituales de belleza y la ropa incómoda tiene algo que ver con ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *