Blog

¿Para qué?

Con la llegada de los celulares con cámaras, parece que la población en general se ha vuelto loca.  La verdad es que a veces veo a la gente tomando fotos de cosas que no tienen sentido.  Me pregunto ¿qué piensan hacer con esas fotos? Te doy varios ejemplos:

 

Hace como un año visité Argentina con mi familia.  Recién habíamos llegado al hotel en Buenos Aires–casi de madrugada– y un desconocido saca su celular y nos empieza a tomar fotos. ¿Eh? La lógica te dice que aunque nunca en tu vida hayas visto gente de cierto grupo étnico, no les tomas fotos.

 

Hace pocos meses me invitaron a dictar una charla en cierta universidad.  De repente vi que se pararon varias de las participantes con sus celulares y por un instante pensé que me tomaban fotos a mí. Pero no, resulta que una de mis diapositivas les llamó la atención y se pararon a tomarle foto a eso. Y me pregunté, ¿qué piensan hacer con eso? Mejor me hubieran tomado fotos a mí.

 

Esta mañana camino al trabajo, pasé por un puente del que, aparentemente, se había caído un carro.  Estaban los bomberos y una ambulancia se alejaba de la escena.  Pero lo más impactante fue la cantidad de personas paradas en el puente con sus celulares tomando fotos de lo que sea que había abajo. La pregunta es ¿en serio quieres llevar en tu celular una foto de la tragedia ajena?

 

Esta tarde mientras me dirigía hacia la universidad noté que había un tranque.  Parece que un carro acababa de atropellar a un animal de buen tamaño (que no pude identificar).  Un señor estaba con un palo tratando de sacarlo de en medio de la calle y la gente se bajaba de sus carros para tomarle fotos al mamífero muerto.  ¿Para qué?

 

Ahora me pregunto cuánta gente que ni siquiera conozco me habrá tomado fotos. ¿No les parece peligroso?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *