Blog

Olvidos Momentáneos

Hoy estoy de aniversario. Me da un poco de pena admitir que es la primera vez en 13 años que lo he recordado.

Mis amigos psicoanalístas dirán que es un “acto fallido” , que no es mera casualidad y que el fundamento de mi “olvido” puede encontrarse en una de estas tres causas:

1. Escasa simpatía hacia la persona con la que estoy casada
2. Recuerdo penoso vinculado al matrimonio
3. Recuerdo desagradable vinculado a algún otro factor relacionado con el día de la boda.

Y yo digo: discúlpeme Herr Freud, está usted equivocado. Resulta que simplemente no soy de aquellas mujeres que necesitan regalos, bombos y platillos para sentirse amadas por sus esposos. Casi todas las semanas recibo regalitos y muestras tangibles de afecto así que simplemente no espero con ansias una fecha especial para por fin ser validada.

¿Y qué sucedió este año? ¿Por qué esta vez sí? Bueno, la verdad es que me daba ya mucha pena no recordar la fecha así que hace una semana empecé a decir en voz alta que el 28 es mi aniversario. ¡Me felicito! La décimo tercera es la vencida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *