Blogslider

¿Cuántos años tiene?

Hoy me invitaron a una escuela de la localidad a ofrecer un taller a los estudiantes de noveno grado. Me dijeron que hablara sobre autoestima o redes sociales o cómo tomar mejores decisiones.  Pues me di cuenta que la manera en que actuamos en redes sociales y la calidad de  nuestras decisiones tienen que ver con nuestro nivel de autoestima. Así que preparé un taller llamado: Autoestima y Redes Sociales.

Cuando los estudiantes vieron el título lo primero que preguntaron fue ¿qué tiene que ver una cosa con la otra? Me encantó esa pregunta porque eso quería decir que la mayor parte de lo que escucharían sería nuevo para ellos.

Inicié contándoles de una niña que visitó mi consultorio el año pasado. La madre la trajo a consulta porque la pequeña estaba rebelde y no quería estudiar ni levantar ni un dedo en casa. Durante mi interacción con ella, noté que la pequeña tenía un pésimo concepto de sí misma y le mencioné que juntas trabajaríamos en su autoestima. La niña me contestó que ella tenía la autoestima bien alta porque se tomaba selfies.

Utilicé esa experiencia para explicarles a los estudiantes que hoy día la gente está confundida en cuanto al amor propio (autoestima) y que la cantidad de selfies no demuestran una autoestima sana. Por lo contrario, una persona que necesita tomarse cientos de selfies para subir a redes sociales podría estar buscando la aprobación de los demás. La pequeña también me había comentado que si ella subía una foto y no recibía cierta cantidad de ‘likes’ la bajaba.

Después de esa historia, estaban interesados en saber qué les diría. Durante casi 90 minutos ellos permanecieron tranquilos mientras les expliqué la conexión que existe entre nuestra autoestima y la manera en que nos comportamos en redes sociales.

Les conté historias de mis años de docente y esta década de psicoterapeuta. Cada vez que terminaba una historia alguien preguntaba ‘¿pero usted cuántos años tiene?’ Les conté que mi primer grupo de estudiantes cuando yo estaba recién graduada de la universidad ahora tienen entre 39 y 42 años. Y nuevamente alguien preguntó ¿Pero usted cuántos años tiene? Al primero le conteste que varios. Al segundo le contesté que muchos. A otro le dije que bastantes.

Al final, cuando ya estaba casi sin voz, les recordé que cada uno de ellos era un ser maravilloso con un potencial ilimitado, pero que lo que realmente determinaría si iban a lograr las metas es lo que estaban dispuestos a tolerar. Uno tolera la cantidad de mediocridad, maltrato, escasez, limitaciones, etc. que cree que se merece.

Cuando ya me iba del salón, alguien gritó ¡Pero nunca nos dijo cuántos años tiene! Me reí. Me encantan los adolescentes.

Haz con tus cuentas en redes sociales lo que te plazca. Comparte noticias falsas, búrlate de los demás, siembra miedo y discordia, tira indirectas, ofende a media humanidad, haz lo que te dé la gana. La calidad de tu interacción es directamente proporcional a la calidad de tu concepto de ti mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *