Blog

Eso que compartes

La semana pasada escuché dos versiones totalmente distintas de la misma historia. Es que la foto y las protagonistas eran las mismas en ambos relatos, pero el periódico dijo una cosa y Facebook dijo otra.

¿Por qué estaba leyendo periódico? Pues estaba en un lugar y me puse a leerlo porque estaba disponible. Da la casualidad que pocos días antes alguien había compartido conmigo por Facebook una historia con la misma foto y los mismos nombres.

Las dos historias eran dos versiones totalmente diferentes del mismo suceso. Pues sería fácil decir que mejor es creerle al periódico. Pero ¿por qué? Todos bien sabemos que en muchas ocasiones los medios de comunicación mienten e inventan. Además, se supone que la publicación en Facebook fue escrita por la víctima del suceso igual que la versión del periódico supuestamente estuvo basada en una entrevista con la víctima del suceso.

El punto es que toda historia tiene varias versiones: la versión de cada testigo y lo que realmente sucedió.

Por eso tienes que tener mucho cuidado antes de volverte defensora de causas ajenas. Si tú no estuviste presente, tú no tienes ni la menor idea de lo que realmente pasó.

Aprende a reservarte tu opinión para tus propias vivencias. Todo lo demás es chisme.


Bindaas Madhavi / Foter / CC BY-NC-ND

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *