Blog

Definitivamente no

He cambiado mucho. Antes era grocera y desagradable. Hace 10 años tuve que tomar una decisión importante puesto que no quería que mi hija creciera siendo como yo. Así que decidí ser mejor persona.

 

No busqué excusas, culpables, ni explicaciones; simplemente cambié. Y aunque a veces me cuesta controlar mi lengua cortante, estoy rumbo a ser esa mejor persona.

 

Tuve que aprender varias cositas importantes:

1. las personas que te han conocido por más años son las últimas en notar el cambio.

2. muchas personas se molestan contigo cuando estás tratando de ser mejor.

3. ya no puedes seguir siendo amiga de algunas personas, porque no te ayudan a crecer.

4. si no eres irrespetuosa, no le debes tolerar el irrespeto a nadie.

5. vale la pena el viaje, pues una buena actitud abre puertas.

 

Me ha favorecido este cambio.  Te invito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *