Blog

Mírala pero no le digas nada

Hay unas personas a quienes saludo todas las mañanas durante mi caminata. No las conozco, ni sé sus nombres, pero de tanto vernos todos los días a la misma hora y en el mismo lugar, nos saludamos.

Primero me encuentro con un señor que tiene algún defecto en las piernas que lo hace caminar desniveladamente.  Desde el otro lado de la calle saluda con entusiasmo cuando me ve.  Luego me encuentro con la señora en el carro chocolate.  Ella sonríe y levanta la mano del timón para saludar.  Unos minutos más tarde paso frente a un lote donde estacionan equipo pesado.  Desde allí uno de los trabajadores grita “¡buenos días, doctora!”.  Sigue el señor mayor que sonríe y agacha la cabeza en señal de respeto. Unos minutos más tarde paso frente a uno de los depósitos de meriendas de una marca conocida y el celador se acerca al portón para saludarme.  Ya cerca de la casa me encuentro con un viejito que me mira con sorpresa cada vez que me ve y me da los buenos días con una gran sonrisa. Esta es la rutina diaria. Claro que me encuentro con docenas de personas más, pero el saludo es especial para este grupo selecto.

 

Hoy noté que venían dos hombres caminando en mi dirección.Uno de ellos me miró a los ojos más tiempo de lo que es socialmente aceptable. Lo miré fijamente también. Al pasar lo escuché decirle a su acompañante: “es como que mírala y no le digas nada”. ¡jajajaja!

 

Siempre he dicho que todos llevamos un letrero invisible en la frente.  El mensaje en ese letrero generalmente determinará cómo seremos tratados por aquellos que entran en contacto con nosotros.  Este letrero dice lo que opinas de ti mismo y ésto está basado en tus pensamientos predominantes. ¿Qué dice tu letrero hoy?

2 comentarios en “Mírala pero no le digas nada

  1. Me lo advertiste! Pero después de leer un par de libros, espero, mi letrero valla cambiando. Ya no siento igual. Creo que se me ordenan los pensamientos, mi vida, tengo más satisfacción y libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *