Blog

No sé cuál me conviene

En la última década ha habido un incremento notable en un servicio especializado llamado ‘coaching’ (co-u-chin) en inglés. Hasta ahora no existe una traducción convincente de este término al español. Con regularidad las personas me preguntan cuál es la diferencia entre atenderse con una psicóloga y atenderse con una coach.

Sólo un profesional de la salud mental con estudios mínimos de maestría en ciertas ramas de la psicología está autorizado para ofrecer psicoterapia. Ésta es útil para condiciones tales como depresión, ansiedad, estrés, adicciones, problemas de pareja, problemas de conducta, etc. Las sesiones generalmente duran entre 50 y 60 minutos, por lo regular el pago se hace por sesión y en la mayoría de los casos el paciente o cliente decide cuáles son los temas de los cuáles quiere hablar. En muchos estilos de terapia se explora la niñez en busca de respuestas al malestar actual. La atención generalmente culmina cuando el cliente o paciente siente alivio de su malestar.

El coaching es un sistema en el que el cliente busca ayuda para alcanzar ciertas metas. Las sesiones pueden durar desde 30 a 90 minutos. Por lo general los pagos son mensuales y por adelantado como se haría para un curso o clase. Durante el mes el cliente puede contactar al coach por teléfono o en forma presencial entre 3 a cuatro veces. El cliente establece cuánto tiempo quiere trabajar con el coach. Con frecuencia es hasta un año.

Después de que el cliente haya decidido en qué área de su vida necesita ayuda, el coaching funciona de esta manera:
1. Aclara la visión y la dirección que el cliente debe tomar para alcanzar sus metas.
2. Establece estrategias conductuales.
3. Actualiza las habilidades del cliente (manejo del tiempo, hábitos alimenticios, manejo de las finanzas, habilidades de conversación, etc.)
4. Optimiza el ambiente inmediato (deshacerse de comida chatarra si lo que se busca es perder peso, etc)
5. Domina la psiquis (deshacerse de miedos, dudas, creencias limitantes, inseguridades, etc.)

Muchas personas necesitan ayuda, pero no están dispuestas a ir al psicólogo pues no sienten que tienen problemas emocionales. Si este es tu caso, te conviene mejor buscar un coach. Éste te puede ayudar a: mejorar tus finanzas, incrementar las ganancias de tu negocio, perder peso, encontrar una pareja, tomar mejores decisiones en la crianza de tus hijos, cambiar de carrera, encontrar lo que te apasiona en la vida, mejorar tu rendimiento profesional y mucho más.


lorriesbookmark / Foter / CC BY-NC-SA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *