Blogslider

Pertenecer

Una de las causas principales de la depresión es sentirse aislado de los demás.  Los seres humanos seguimos siendo profundamente tribales; cuando pertenecemos a un grupo, nos sentimos a salvo y podemos florecer y prosperar.  Sin embargo pertenecer a un grupo también nos puede mantener estancados.

Con tal de ser aceptados muchos están dispuestos a perder su propia individualidad y callar su propia voz. Dejan de ser pensadores  y adoptan la idiosincrasia grupal. Esto no tiene nada de malo si el grupo posee creencias racionales e útiles. Pero se convierte en un problema si la forma de pensar del grupo o sistema impone ideas de mediocridad, odio, prejuicios o escasez.

Muchas personas no saben que madurar significa que tienen derecho a cambiar sus creencias, amistades, trabajo o carrera. Cuando pensamos en cambios generalmente lo vemos como algo negativo como un divorcio o pérdida. No nos damos cuenta que a medida que pasa el tiempo nuestras necesidades varían y a veces lo que creemos que es estabilidad no es más que estancamiento.

Hoy escuché a un conferencista decir que en lugar de esperar que venga enero 2021 para hacer los tradicionales ‘cambios’ de año nuevo, deberíamos empezar desde ahora porque así como terminamos el 2020, empezaremos el 2021. Lo pensé y lo entendí. No hay un día de ajuste o re-inicio entre el 31 de diciembre y el 1 de enero. Las malas actitudes, los malos hábitos o las creencias limitantes que tuve en diciembre continuarán en enero. Si quiero evitar eso entonces necesito hacer el cambio desde hoy, 28 de septiembre.

Lamentablemente tenemos que entender que si nuestros amigos, familiares, colegas o compañeros han decidido seguir haciendo más de lo mismo para seguir creando más de lo mismo y nosotros queremos algo diferente, tocará alejarse de ese grupo. Eso sí; sin drama, sin reclamos, sin explicaciones, sin juicios. Nos toca ponerlo sobre la balanza y decidir qué es más importante: finalmente lograr mis metas o que me cuenten todos los chismes.

Hace muchos años cuando decidí re-evaluar el rumbo que tomaba mi vida me tocó ver cómo mis amigas organizaban actividades y no me invitaban. La verdad es que soy introvertida y disfruto de mi tiempo a solas, pero igual dolió que ya no les interesara incluirme porque mis temas de conversación ya no eran los que ellas disfrutaban. Poco a poco se fueron alejando hasta que hoy día no mantengo el contacto con ninguna de ellas, pero ellas siguen siendo muy unidas.  Nuestras vidas simplemente tomaron rumbos distintos.

Empieza hoy mismo a prepararte para el 2021. Haz tu lista y trabájala desde ya. Y si tus cambios traen como consecuencia que ya no formas parte del grupo de siempre, ten la madurez para aceptar que la vida es así. Al final de cuentas recuerda que viniste al mundo a desarrollar todo tu potencial y naciste con las herramientas para lograrlo.

 

 

 

4 comentarios en “Pertenecer

  1. Me encantó.
    Y estoy de acuerdo con todo lo escrito, debemos realizar ese análisis sobre estancamiento o momento de realizar cambios.

    Y sobre todo muy importante aquellos que no formarán parte de ese cambio sin drama y con madurez.

    Gracias por compartirlo.

  2. Wao!! Que hermosas palabras como siempre, en algún momento de nuestras vidas tenemos que salir de la zona de confort y seguir luchando y trabajando por lo que uno quiere y como dice usted si tenemos que dejar cosas atrás pues se dejan ME ENCANTO

  3. Yo siempre por la tangente!
    Si alguien me envía algo por whatsapp y luego borra o me bloquea, yo no me ofendo; yo he hecho lo mismo. He tenido que bloquear pesonas por un periodo de tiempo y algunas para no dar vuelta atrás. Por mi salud y crecimiento. Eso no quiere decir que no los saludo al encontrarmelos, no es ser hipócrita, es madurar; poniendo cada cosa en su lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *