Blog

¿Por qué se quedan?

Un hombre me hizo la pregunta del millón de dólares. Tomé unos segundos y respiré profundo antes de contestarle. Yo sabía la respuesta, pero no estaba segura de encontrar las palabras correctas para hacerme entender. Después de mi pausa, me corrí hacia adelante en mi silla, le miré a los ojos y le dije: porque creen que si aman un poquito más finalmente lograrán que el hombre cambie, porque tienen miedo a estar solas, porque todo es una competencia con otras mujeres y les duele tener que aceptar que perdieron, porque nunca aprendieron a amarse, porque creen que quien te hace llorar es quien te ama, porque no tienen la menor idea de qué es amor, porque ven demasiadas novelas y no entienden que la vida real no funciona de esa manera.

Me miró con los ojos agrandados. Creo que sólo esperaba una razón y definitivamente no esperaba tanto fuego en mis ojos y tanta fuerza en mi voz.

Pero es que no había otra manera de contestar a su pregunta. Él me contaba lo cansado que estaba de su relación. Ya había soportado suficiente y ya no daba más. Me dijo que él estaba a punto de mudarse de la casa porque su mujer le reclamaba a diario que ella no era feliz.
“¿Si no es feliz conmigo, por qué se queda?” preguntó con una mirada de confusión.

Recordé las miles de conversaciones que he tenido durante los años en las que me dicen con lágrimas que no son felices. Luego me explican con detalles todo lo malo que él les ha hecho que les ha robado la felicidad. Sé que buscan simpatía y que yo me solidarice agregando mis maldiciones a las de ellas. Noto cómo se incomodan cuando sigo mirando con mi cara de nada mientras tratan de convencerme de que el hombre es un #$%.
“Y por qué no te vas y lo dejas?”

Se molestan cuando les pregunto eso, porque saben que sé la respuesta y saben que la respuesta no es válida. Los hombres y las mujeres somos tan diferentes en esto. El hombre se aleja de lo que se siente feo pero la mujer se queda aunque en el fondo sabe que quizás nada cambie.

Cada uno es dueño de su propia felicidad. Si quieres ser feliz basta con decidirlo. Mírate al espejo y pregunta: ¿Qué puedo hacer yo hoy para que tú seas más feliz? La persona en el espejo te responderá. Presta atención.
divorce-908743_640

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *