Blog

Soluciones

Últimamente a mi consultorio llegan muchas personas quejándose que no tienen plata. No sé si será que quieren que los atienda gratis o si necesitan asesoría financiera. Lo cierto es que casi siempre me dicen algo como que les gustaría poder hacer esto o aquello o terminar una relación, pero como no tienen plata, no pueden. Entonces se conforman con quejarse sobre la situación desagradable.

En verdad esa excusa “no tengo dinero” no es válida. Te explicaré por qué. He notado dos cosas interesantes:

Las personas tienden a usar la falta de dinero como excusa cuando realmente lo que quieren decir es que no les interesa invertir en cierto producto o servicio. He visto a personas llevando celulares carísimos, vestidos con prendas costosas y ropas de marca entrar a la oficina para averiguar el costo de terapia. Luego comentan que es demasiado caro y se van.

El que está dispuesto a encontrar dinero para lo que le interesa, lo hará. Siempre les digo a las personas que si quieren más dinero, tienen que salir a hacer algo porque del techo no les caerá.

Vender golosinas en casa, vender comida, limpiar patios, limpiar casas, cuidar de niños, planchar, dar clases privadas– siempre hay algo que se puede hacer para recoger un ingreso adicional. El problema es que no están dispuestos a hacerlo.

Supongo que la raíz de todo es la necesidad o costumbre de quejarse.

 

 

401(K) 2013 / Foter / CC BY-SA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *