Estamos todos disfrazados

Hoy vi un meme que decía imagínate dentro de 10 años cuando hagan fiesta temática del 2020/21 y llegue la gente en pijama, camisa y corbata sin pantalones, ropa fea de casa y todos con mascarilla. Me reí mucho porque es cierto. Tantas cosas han cambiado, incluyendo nuestra manera de vestir y las rutinas diarias.  Yo soy naturalmente introvertida así que no extraño para nada las reuniones o encuentros; los que me conocen saben que siempre buscaba excusas para no ir o para retirarme temprano.

Creo que lo que más me ha costado es acostumbrarme a las mascarillas.

Ya aprendí a respirar con la mascarilla pero siento que no veo nada.  Veo que la gente se saluda y no entiendo cómo logran identificar con quién están hablando.  Hace unos meses una señora me saludó en el supermercado y hasta se acercó un poquito para conversar unos minutos. No tengo ni la menor idea de quién se trataba.

La semana pasada  iba haciendo ejercicio y me pasó un taxi, se detuvo, bajó su ventana y gritó algo que sonó como “¡alala!”. Sacudió sus manos con tanto entusiasmo que le saludé de vuelta, pero no sé quién era.

Tiene que ser que hay algo no estoy procesando porque yo no reconozco a nadie.

El punto es este: todos hemos tenido que cambiar algunos hábitos y nuestras rutinas. Han sido meses traumáticos. Es normal sentir desgano, flojera, miedo, tristeza y ansiedad. No te desanimes. Piensa en qué puedes hacer en este momento para subir tu nivel de energía un 10%, luego levántate y hazlo. Puede ser algo tan sencillo como tomar agua, enviar un mensaje de texto a un amigo, darte una ducha, salir al patio o abrazar a alguien. Levántate y hazlo. No pongas tu vida en pausa esperando que un virus decida desaparecer.

Nadie sabe con exactitud cuánto tiempo más falta, pero si velas por tu bienestar emocional todo será más tolerable.

Si me ves en la calle, salúdame. Te prometo que debajo de mi mascarilla estaré sonriendo porque aunque no te reconozca, aún estás aquí y aún estás bien.

 

 

4 thoughts on “Estamos todos disfrazados

  1. Y yo pensaba que era la única que no reconozco a nadie bajo la mascarilla. ?Ciertamente que al principio me costó y a mi que me encanta reír a carcajadas, con mascarilla es un poco diferente, pero igual lo sigo haciendo pues me hace sentir bien. Tantas cosas han pasado en estos tiempos de Covid-19. Lejos de concentrarme en lo que no puedo hacer me concentro en lo que si. El auto cuidado y aprender cosas nuevas.

  2. Wao, al menos no soy la única feliz por estar aislada jajajaja adoro ésta nueva normalidad en donde la gente guarda su distancia y no quiere estarme saludando con besos. Sólo saludo así a personas cercanas y por motivos especiales. Aunque usé tapabocas al bailar no los aguanto por las 8 horas en la oficina, en general ha sido un tiempo para introspección.

  3. También me ha encantado no tener que inventar tanto para no asistir a eventos sociales ?, pero si me ha costado el tener que dejar de visitar mis lugares favoritos, donde solía conectarme con la naturaleza, donde en soledad la aspiraba, escuchaba, la sentía, me hace falta esa recarga de vida al Espíritu.

  4. Es cierto, es dìficil reconocer a al gùn conocido con mascarillas, a mi me ha pasado. Cuando volvamos a la normalidad (si es que ocurre), se deberìa continuar con concertar citas para ir a oficinas pùblicas ya que las personas no tienen sentido comùn. Hace un par de dìas me tocò acompañar a mi esposo al Tribunal Electoral de San Miguelito a renovar su cèdula. La fila era larga y el Seguridad al verificar si tenìan cita, la mitad no tenìa y encima bravos e insultando. Despuès de eso el proceso fue tan ràpido. Hay que concienciar al pueblo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *